martes, 2 de mayo de 2017

¡HAMBRE!










-¡PGOTECTOGA! ¡PGOTECTOGA!
-¡Qué pasa Balou, que gritás así!
-Miga Pgotectoga, el plato está vacío 

-Balou...
-¡Miga, miga! Se ve el fondo amaguillo, ¿ves?
-Balou...
-¡Miga! ¡Vacío como la calle a medianoche! ¡Vacío como la cabeza de Pili! ¡VACÍO!
-Balou...
-Muego de hambgue... Desfallezco... Escucha mi pancita como hace GGGGGGGGG GGGGGGGGGG... ¡No está ggongoneando! ¡Está gguitando pog un poco de comida!
-¡Balou!
-Mis fans llogagán desconsolados... Digán "¡Un gato tan bello, tan gguefinado con su diseño fgancés! ¡Qué haguemos sin la alegguía que nos daba!" y se ahogagán en sus lágguimas
-¡BALOU!
-¡Oh, qué tguisteza! ¡Qué destino cgüel! Habeg llegado hasta aquí, hasta el lejano sug desde mi queguido Paguís, sogteando peliggos y sinsabogues, paga tegminag muguiendo de hambgue fguente a mi plato... Ya no tengo fuegzas... me desmayo... Adios, queguido mundo... Vieja bguja, le pegdono todo... Adios Pili... Adios...
-¡BALOU BASTA! - la humana toma el plato, lo mueve un poco y los biscochitos que estaban contra el borde vuelven a estar en el centro del plato. Toma al gato "desmayado" y le muestra -¿Ves? ¡Ahí está la comida!
-¡Oh! Pgotectoga, necesito mimos paga supegag este golpe de stguess... ¡Mimos paga el pobgue gatito estguesado! ¿Si? 





ENTRADA SIGUIENTE:

ENTRADA ANTERIOR: Un cambio en el menú

No hay comentarios:

Publicar un comentario